miércoles, 25 de marzo de 2020

Delito Cibernético

La creciente digitalización de la industria juega un papel fundamental en el crecimiento de los negocios, lo que también implica riesgo.


El usuario objetivo del delito cibernético incluye desde entidades privadas hasta grandes corporativos, a través de diversas maneras de phishing (fraude electrónico) e instalaciones ilícitas de malware (programa malicioso). Esto deriva en pérdidas de ingresos, daños en la reputación, pérdida financiera y extorsión de datos. Tan sólo el año pasado en el Reino Unido, se reportaron un millón de casos de delitos cibernéticos a Action Fraud.

A pesar de que la mayoría de los delincuentes cuentan con pocas capacidades técnicas, los ataques se incrementan debido a las herramientas sofisticadas disponibles en el mercado de la delincuencia en línea. Además, algunos grupos criminales incluso han industrializado sus actividades, por lo que el delito cibernético va en aumento y evolucionando.

Los ataques de 'Ransomware' (secuestro de archivos a cambio de un rescate) se han incrementado, aprovechándose de ello para amenazar la publicación de datos en línea, o bien bloquear su uso. El fraude personalizado está a la orden del día para las personas físicas y morales. Existen otro tipo de ataques que son aleatorios y especulativos, que obtienen resultados exitosos sólo si incluyen a millones de usuarios.

Phishing

El Phishing es uno de los ataques cibernéticos más comunes que operan a través de correos que a menudo son convincentes y parecen provenir de emisores confiables. Estos mensajes atrapan al usuario al que se dirigen para que den clic en los links o archivos adjuntos, lo que facilita el robo o fraude.

Malware

El software malicioso está codificado con la intención de dañar al usuario objetivo. Al afectar de igual manera a usuarios privados y grandes corporativos, les permite robar información, dañar los datos, extorsionar visitas a los sitios de internet y espiar la actividad cibernética. La redirección fraudulenta de los usuarios de la banca por internet es un ataque frecuente y en aumento.

Poner en peligro el correo electrónico empresarial

Recientemente, los ataques cibernéticos a las PyME’s han aumentado de forma exponencial. Los delincuentes han ingeniado nuevas maneras de robar información y dinero, una de las más recientes amenazas es Poner en Peligro el Correo Electrónico Empresarial, también conocido como Fraude al Director General o Presidente. El usuario objetivo más común de estos fraudes son las pequeñas y medianas empresas que pueden perder grandes cantidades de dinero, debido a correos falsos.

Llamadas y mensajes fraudulentos

Los mensajes de texto y llamadas telefónicas se pueden usar de manera maliciosa para facilitar el robo y fraude. El 'Vishing' o las llamadas de extorsión intentan alarmar a los destinatarios para que realicen pagos o proporcionen información financiera importante. El 'Smishing' o los mensajes de texto de extorsión también tratan de convencer al usuario objetivo para que dé clic en links maliciosos, que activan virus troyanos que pueden robar contraseñas y otros datos valiosos.

Estás abandonando el sitio web de HSBC Banca Empresas.

Tené en cuenta que las políticas externas al sitio diferirán de los términos y las condiciones, y de la política de privacidad de nuestro sitio web. El sitio siguiente se abrirá en una nueva ventana o pestaña del navegador.

Leaving Box Headings

Leaving Box Description